Buscar

“Abrí tus manos…”

Hola!

“Thich Nhat Hanh, monje budista y filósofo vietnamita, habla sobre una métafora referida al te (Yo la cambio por el MATE) y la vida y el presente. Para disfrutar del té, debemos tener todos nuestros sentidos en el presente. Sólo entonces nuestras manos sienten la agradable calidez de la taza y percibimos el aroma, saboreamos la dulzura y apreciamos la delicadeza del té. Si le damos vueltas al pasado o nos preocupamos por el futuro, nos perdemos la experiencia de disfrutar esa taza de té. Miraremos la taza y el té ya habrá desaparecido. Lo mismo ocurre con la vida. Si no vivimos el presente con todos nuestros sentidos, cuando miremos alrededor aquélla ya habrá transcurrido. Nos habremos perdido la experiencia, el aroma, la delicadeza y la belleza de la vida y nos parecerá que ésta ha pasado de largo.”

Soltar: Hacer que algo o alguien deje de estar asido, atado o retenido. Liberar.

Pasado: Que es anterior al tiempo presente. Anticuado.

Presente: Época o tiempo en que se está cuando se habla, en oposición al pasado y al futuro. Que se hace en este momento o del que se trata actualmente.

Si nos basamos en las definiciones extraídas de un diccionario, las palabras soltar y pasado refieren a algo que ya sucedió, a algo que ya no necesitamos, son palabras que no caben en el momento PRESENTE, nuestro HOY: aquí y ahora.

El pasado nos sirve para tomar el aprendizaje de lo vivido, para modificar desde adentro hacia afuera. Si hubo dolor, tristeza, decepciones, de nada sirve enquistarlos al presente. Anclar también es trabar el libre fluir y no poder tomar la vida que nos está esperando y merecemos.

Para què nos aferramos a lo que ya no nos aporta? Son varios los motivos, algunos de ellos pueden ser: el miedo y / o  la incertidumbre que genera lo nuevo; quedarse con lo conocido para no arriesgarse a vivir una nueva vida, temor a ser feliz, no saber cómo encauzar la decisión tomada, pensar en los demás, no priorizar las necesidades propias, falta de confianza y de apertura, culpas, etc. La lista puede ser infinita.

En este tema entra en juego la palabra TIEMPO, que es el más sabio maestro, el que nos permite procesar, entender, asimilar y vivenciar lo que haya que atravesar para poder quedarnos con esa moraleja de vida.  El tiempo nos hace ser mejores personas con nosotros mismos porque permite conocernos un poco más  y en consecuencia tendremos la elección de modificar y seguir creciendo.

Los caminos tienen que tener corazón, emociones y sentimientos que nos hagan aspirar a más, que nos den energía y aporten ganas de vivir… El corazón liviano y las manos libres para disfrutar el presente, recibir al futuro y para poder agarrar esos mates que te van a cebar.

Fiorella Grisel Reynoso
web: www.svadhisthana.com.ar      
Mail: fiorellagriselreynoso@hotmail.com    
    instagram: @fiorellasvadhisthana

Otras lecturas

La mejor versión de mí

Cuantas veces renunciamos a nosotros? Cuántas veces pensamos más en hacer lo correcto y nos quedamos estancados en situaciones que no nos permiten...

Subscribe

Recent posts